Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

La vuelta de Macri reavivó la interna de Juntos por el Cambio


19 de octubre de 2020

Compartir esta nota en

Las diferencias entre el “ala dura” del PRO y los moderados se puso de manifiesto tras las entrevistas que dio el ex presidente

La autocrítica sobre su Gobierno y los reproches del expresidente Mauricio Macri al sector "filoperonista" de su gestión siguen ampliando la brecha entre su sector, donde se ubican los "duros" del PRO, y el grupo que se autodenomina "moderado" dentro de la coalición opositora de Juntos por el Cambio (JXC).

Los aludidos se habían llamado a silencio por una semana, mientras dirigentes como el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli (quien dijo que eran "personas muy valiosas"), entre varios otros, los defendieron. "Cuando incluye un paso de factura a terceros deja de ser autocrítica y para ser crítica a otros", apuntó por su parte el radical Ernesto Sanz, en un llamado de atención directo a Macri. El último en responderle a Macri fue el exjefe del bloque del PRO en Diputados Nicolás Massot.

En una entrevista con C5N, Massot se mostró "sorprendido" por los dichos de Macri en los que cuestionó, sin nombrarlos, al exministro del Interior Rogelio Frigerio y al extitular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó durante la gestión de Cambiemos y lo atribuyó a la "autocrítica" que ese sector realizó a poco de asumir, cuando le advirtió al exmandatario sobre el cambio en el espíritu original de la coalición de Gobierno.

Nosotros empezamos la autocrítica cuando estábamos en el Gobierno, no diez meses más tarde de haber perdido", reprochó Massot. "Tal vez haya sido esa autocrítica que consideraron inoportuna la que nos haya costado estas declaraciones actuales", aseguró.

Massot contó que en 2017 plantearon puertas adentro del Gobierno que habían "perdido el espíritu original con el que habíamos llegado al poder: el espíritu de unidad de los argentinos". Además acusó a Macri de ser el responsable de que su Gobierno comenzara "a girar en sí mismo con actitudes muy auto referenciales y de prejuicio con el peronismo y la oposición en general". Y tampoco compartió la mirada del ex presidente en el sobre el “secuestro” de Cristina Fernández de Kirchner al peronismo: "Yo no comparto que esté secuestrado ni que sea monolítico. Creo que fue y posiblemente siga siendo muy heterogéneo y diverso. Y fue esa heterogeneidad la que nos permitió tejer acuerdos" durante la gestión de Cambiemos.

Según una publicación del diario Clarín, un estudio de Reale Dallatorre Consultores mostró al ex presidente muy lejos en una eventual interna de Juntos por el Cambio para las elecciones presidenciales. Según la encuestadora, Horacio Rodríguez Larreta recibió el 34% de los votos y María Eugenia Vidal el 31%, mientras que Macri fue elegido por el 18,6%.

Para Martha Reale, directora de la consultora, “uno de los datos destacados del relevamiento es la paridad que hay entre Larreta y Vidal, aunque el jefe de Gobierno porteño se perfila como el mejor posicionado, básicamente porque es el dirigente con menor diferencial negativo en términos de credibilidad.” Y agrega que Alfredo Cornejo es un dirigente con “margen para crecer” y consideró que la mención de Macri al mendocino “fue una jugada táctica del ex presidente, para bajar el precio al liderazgo indiscutido de Larreta, puertas adentro del espacio”

Compartir esta nota en