Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Un año sin Diego: 12 meses recordándolo


25 de noviembre de 2021

Compartir esta nota en

Se cumple el primer aniversario de la muerte de Diego Maradona. Un año lleno de homenajes, distinciones, emociones y también peleas.

Ya pasó un año de la muerte de Diego Armando Maradona y todavía es difícil de aceptarlo. En estos doce meses, siempre había algo que traía a Diego de vuelta al presente. Desde los homenajes a los pocos días de conocer la noticia, hasta los que se hacen esta semana. El mundo sigue conmovido por la partida del 10 y se todavía se lo recuerda como el primer día.

Si su vida fue una montaña rusa de emociones, su muerte generó algo parecido. No fue un pueblo ni un país, fue un planeta entero el que demostró su amor por el ídolo que ya no está físicamente pero que siempre, siempre dice presente. Un amor marcado por el agradecimiento, de los compañeros, amigos y hasta completos extraños a los que ayudó y acompañó cada vez que pudo; el agradecimiento de todos los fanáticos que fueron felices o experimentaron una alegría única gracias a sus gambetas, sus picardías y sus goles. Al mismo tiempo, volvieron a salir a la luz los errores que cometió a lo largo de su vida y los problemas de adicción que tuvo desde joven.

Su muerte sigue siendo investigada. Leopoldo Luque, el médico personal que acompañó a Diego los últimos días de su vida es sospechado de cometer “abandono de persona”. Dalma y Giannina apuntan también a Matías Morla, el abogado que manejaba los negocios de Maradona y quien es acusado de explotar la imagen del astro además de alejarlo de familiares y amigos. Por eso, en marzo se realizó una marcha pidiendo justicia y bajo el lema “no murió, lo mataron". En el mismo sentido es criticada la serie “Maradona: sueño bendito” que sólo muestra la peor faceta de su vida.

Sin embargo, los homenajes sentidos fueron muchos más y más fuertes: Tévez y Messi usando las camisetas de Maradona en Boca y Newell’s respectivamente; Argentina gritando su gol a Inglaterra, al cumplirse los 35 años del cruce en el mundial de México ’86; la legislatura napolitana le cambió el nombre al estadio de la ciudad y el San Paolo pasó a llamarse Diego Armando Maradona; en Buenos Aires, Segurola y Habana, la esquina donde vivió Diego y que se hizo famosa por la pelea del 10 con Toresani, también pasó a llevar el nombre del ídolo; incontables homenajes en los partidos del fútbol local, camisetas alusivas del Napoli, una declaración especial sobre su casa en Villa Fiorito.

La última, su compañero en el club italiano, Ciro Ferrara, publicó una charla imaginaria entre ellos: “tu vida terrenal ya te ha pasado la factura y no le debes nada a nadie. Quedate tranquilo”, le dice el defensor a Diego y le admite que “de repente nos faltaba sangre caliente en las venas. No estábamos preparados”. Al final, se queda tranquilo sabiendo lo que todo el mundo desea: “¿cómo estás, Diego? Bien, qué alivio. Tenía un peso en el estómago y mil pensamientos”.

Anécdotas, imágenes, videos, recuerdos. Todo sirve para recordarlo y todo es una excusa para traerlo un ratito a nuestras vidas nuevamente.

Compartir esta nota en