Opinarg

Máximo Kirchner presentó un proyecto para crear campaña nacional de donación de plasma sanguíneo


24 de junio de 2020

El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner, presentó hoy un proyecto de ley para crear la Campaña Nacional para la Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes recuperados de coronavirus de todo el país.

La intención fue anunciada el lunes por la presidenta de la comisión, Vanesa Siley (Frente de Todos), que convocó para hoy a las 15 a ese cuerpo parlamentario para avanzar en la firma del despacho.

"Es una demanda social, una enorme cantidad de trabajadores que están pidiendo que se regule el teletrabajo y es responsabilidad de los dirigentes, de las dirigentas", dar una respuesta, aseveró la diputada nacional, al comenzar la reunión en la que expusieron representantes de asociaciones de empresarios, sindicalistas y abogados laboralistas.

El predictamen consensuado garantiza los derechos laborales del trabajo y los equipara con aquellos que lo hacen en forma presencial.

También, el carácter voluntario de esa modalidad de trabajo y la posibilidad de poder revertirlo, el derecho a la desconexión y a la intimidad del domicilio.

Los puntos centrales del borrador al que accedió Télam, que la Cámara de Diputados buscará aprobar en la próxima sesión, establece que el objetivo es fijar "los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad de teletrabajo en aquellas actividades que, por su naturaleza y características, lo permitan y lo acuerden en negociaciones colectivas".

Las regulaciones específicas de esta modalidad de trabajo "se determinarán para cada actividad mediante la negociación colectiva respetando los principios de orden público establecidos en esta ley", dice la iniciativa.

También, establece que las personas que trabajen contratadas bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial.

La remuneración -además- "será la correspondiente al convenio colectivo de trabajo, no pudiendo ser inferior, en su caso, a la que percibía o percibiría bajo la modalidad presencial".

Además, el proyecto determina que la jornada de trabajo deberá ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, de conformidad con los límites legales y convencionales, tanto en lo que respecta a las tareas desarrolladas fuera de línea, como aquellas que se realizan en línea.

Con respecto al derecho a la desconexión, señala que "la persona que trabaja bajo la modalidad de teletrabajo tendrá derecho a no ser contactado y a desconectarse de los dispositivos digitales y/o tecnologías de la información y comunicación fuera de su jornada laboral y durante los períodos de licencias".

Establece que quienes tengan a cargo menores, con discapacidad o adultos mayores, tendrán derecho a pautar horarios "compatibles con las tareas de cuidado" y que cualquier represalia por este motivo será considerado "discriminatorio".

La modalidad de trabajo a distancia "debe ser voluntaria por consentimiento escrito y puede ser revertida con una notificación por el trabajador", que podría regresar así al trabajo presencial.

Ademas, el borrador dice que el empleador deberá proporcionar el equipamiento -hardware y software-, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, así como asumir los costos de instalación, mantenimiento, reparación y los gastos de conectividad y consumos de servicios.

Compartir esta nota en