Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

La NBA se tiñe de celeste y blanco: llega Luca Vildoza


06 de mayo de 2021

Compartir esta nota en

El base marplatense se suma a los New York Knicks extiende la lista de argentinos en la élite mundial del básquet.

La Generación Dorada encabezada por Manuel Ginobilli y en la que Luis Scola será el último en pasar el cetro ya tiene sus sucesores: tras la llegada de Facundo Campazzo y Gabriel Deck, se confirmó el arribo de otro argentino a la NBA, Luca Vildoza se convirtió en jugador de los New York Knicks y se sumará al plantel esta misma temporada.

El base de 25 años se desempeñaba en Baskonia de España y ahora firmará un contrato por cuatro años para jugar en la franquicia más cara del básquet estadounidense. New York Knicks, que están cuartos en la Conferencia Este, podrán observar el trabajo del marplatense en cancha y luego de los Juegos Olímpicos, donde vestirá la camiseta argentina, definir si se mantiene en el plantel. Es el mismo acuerdo que tiene Gabriel Deck en Oklahoma City Thunder. En ambos casos, si no satisfacen a su franquicia actual pueden ser drafteados por otro equipo y permanecer en la NBA.

Vildoza tuvo un crecimiento exponencial en Baskonia en las últimas temporadas, hasta ser elegido el MVP de la Final de la Liga ACB 2020, donde su equipo obtuvo el título tras superar al Barcelona por 69-67 con 17 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias del argentino. En la temporada actual tiene un promedio de 10,9 puntos y 3,7 asistencias, en casi 23 minutos por partido. Su estilo de juego es elegante, lo que llamó la atención de los Knicks donde ya jugó otro elegante base argentino, Pablo Prigioni.

Marplatense, de 1,91 metros, surgió en 2011 con la camiseta de Quilmes de su ciudad. Pero fue en el subcampeonato mundial del 2019 de Argentina donde se convirtió en un deportista de elite: en ese torneo promedió 16,5 minutos por encuentro, 5,8 puntos, 1,5 robos y 1,4 asistencias, con un 32% en tiro de tres y 55% en lanzamientos de dos.

Se suman muchas buenas noticias para el básquet nacional de cara a la cita olímpica de Tokio. El torneo que se pensaba como una transición tras las últimas participaciones de los miembros que consiguieron el oro en Atenas 2004, puede ser el inicio de una nueva generación dorada.

Compartir esta nota en