Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Cerró uno de los locales de Pippo, un clásico que no pudo resistir la pandemia


01 de septiembre de 2020

Compartir esta nota en

El restaurante de la calle Montevideo bajó la persiana. Solo quedará abierta su sucursal de la calle Paraná al 300

La sucursal histórica del clásico restaurante Pippo, ubicada en Montevideo 341, cerró ayer sus puertas y aunque aún permanece abierto el local de la calle Paraná 356, que fue inaugurado en 1967, significa la salida de un clásico en la esquina de avenida Corrientes y Montevideo.

Debido a la cuarentena preventiva el local se manejaba con delivery y take away, pero esta semana sus dueños decidieron convocar a sus empleados para informarles sobre el cierre.

Pippo fue fundado en 1937 y su primer local se encontraba sobre la calle Sarmiento, entre Montevideo y Rodríguez Peña. En 1941 se mudó a Montevideo 341 y al día de hoy era el clásico elegido en las noches porteñas por su variedad de pastas y salsas.

"Durante mucho tiempo nuestras mesas fueron testigo de las charlas de media noche de importantes figuras como Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Tato Bores, Horacio Acavallo, Ringo Bonavena, El Mono Gatica, El Loco Gati, Palito Ortega, y tantos anónimos que nos siguen eligiendo", dice la cuenta de Facebook de Pippo.

El de la calle Montevideo fue el primero en abrir, era el más grande y también el más conocido. Hoy, al cerrar el de Montevideo sólo queda abierto Pippo en la calle Paraná.

Compartir esta nota en