Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Referéndum en Berlín para expropiar 240.000 viviendas a especuladores inmobiliarios


03 de septiembre de 2021

Compartir esta nota en

En la capital alemana, que ve cómo aumentan los precios de los alquileres, votarán para decidir si el gobierno local debería comprar viviendas a los grandes propietarios.

Mientras que toda Alemania deberá decidir el próximo 26 de septiembre el sucesor de Angela Merkel y los miembros del Bundestag (Parlamento), los berlineses también elegirán al próximo alcalde, a los representantes de los 12 distritos de la capital alemana y además encontrarán una cuarta boleta con un referéndum: ¿quieren que el Gobierno de Berlín expropie 240.000 viviendas a los grandes propietarios especuladores? Aunque la consulta no es vinculante, generará un debate político sobre la suba de los alquileres y la especulación que sufre el mercado inmobiliario.

Alemania es un país de inquilinos, en el que más del 50% de la población vive de alquiler, el segundo porcentaje más alto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Pero lo que ocurre en Berlín probablemente sea un récord: más del 85% de los habitantes de la capital alemana no son propietarios de los departamentos en los que viven. En los últimos cinco años los precios subieron un 43% y para los vecinos de ingresos medios y bajos cada vez se vuelve más difícil vivir en los distritos céntricos. Los inquilinos acusan a las grandes inmobiliarias, la iniciativa solo afecta a las que tienen más de 3000 propiedades, de lucrar con creces al incrementar los alquileres y reducir el mantenimiento de sus propiedades.

Berlín tendría que pagar un precio “equitativo” a los grupos inmobiliarios, algo que los críticos con la medida esgrimen como uno de los mayores problemas. La ciudad sigue endeudada. “Las expropiaciones masivas no crean un solo apartamento nuevo y no reducen el alquiler, pero cuestan miles de millones a los contribuyentes”, ha asegurado el candidato conservador a la alcaldía, Kai Wegner. Los socialdemócratas tampoco apoyan el sí en el referéndum: dicen que sería el último recurso. Los Verdes mantienen una postura ambigua y solo Die Linke, el partido a la izquierda de los socialdemócratas, está a favor. Los empresarios hablan de “populismo” y de violación de la propiedad privada.

La presión social que exige viviendas asequibles en Berlín obligó a los políticos berlineses a actuar en 2019. El Gobierno de coalición de socialdemócratas (SPD), Verdes y Die Linke aprobó topes al precio de los alquileres (en función del año de construcción y de las reformas del inmueble) y su congelación durante cinco años. En abril pasado el Tribunal Constitucional alemán tumbó la ley al considerar que el Parlamento regional no era competente para regular los alquileres por ley. Berlín tiene un grave problema de oferta, explica Wild. “Una de las razones de la alta demanda es la inmigración masiva de más de 200.000 personas entre 2015 y 2019, periodo en el que solo se construyeron 63.000 pisos, y la mayoría de alto precio. Hay escasez de terrenos listos para construir, los precios del suelo son elevadísimos, hay retención especulativa de solares y falta capacidad del sector de la construcción y de las autoridades. Los nuevos desarrollos necesitan rutas de transporte, conexión con tranvía o metro, y eso lleva tiempo”, señala.

Por lo pronto, los ciudadanos de Berlín consiguieron llevar la discusión a las urnas y el poder político tendrá que escuchar su postura. 

Compartir esta nota en