Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

River salvó el invicto en el estreno de la corona


29 de noviembre de 2021

Compartir esta nota en

Perdía 2 a 0 con Central pero lo empató con un doblete de Palavecino, la tarde en que Ruben se transformó en el máximo goleador histórico del Canalla. La lluvia le ganó a la Bombonera y el partido de Boca fue postergado.

Habrá sido el relajamiento después de conseguir el título o mérito de Rosario Central, pero River tuvo 60 minutos muy flojos en Arroyito y pudo salvar el invicto en la última media hora, gracias a dos golazos de Palavecino desde afuera del área.

Los primeros minutos fueron de mucha fricción e intensidad y con Central siendo más profundo que River. A los 23 llegó la apertura del marcador con una gran jugada de Vecchio por izquierda, asistencia para Marco Ruben que de taco venció a Armani. El equipo del Kily González dominó al campeón y no lo dejaba jugar ni hacerse dueño de la pelota.

En el segundo tiempo la tónica no cambió y antes de los 15, otra vez apareció Ruben para anticiparse de cabeza y marcar el segundo. Fue su gol 99 en Rosario Central y superó la marca de Waldino Aguirre, histórico goleador de las décadas del 40 y 50. Pero después de la emoción llegó la reacción de River y en menos de 10 minutos lo empató: a los 23’, Álvarez pivoteó cerca del área y Palavecino le pegó de tres dedos al segundo palo para marcar un golazo; y a los 30, el ex Platense recibió con libertad a 30 metros del arco, se acomodó y volvió a marcar de gran manera desde lejos. Encima, tres minutos más tarde, se expulsado Pedro Ojeda en el local, lo que hizo que River fuera con todo en busca de la victoria. Pero Central aguantó bien y al final ambos quedaron conformes repartiendo puntos.

River llegó a los 18 partidos invicto en el torneo local y Central dio un paso más para estar en zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

El agua fue más que la Bombonera

La intensa lluvia que cayó durante todo el domingo en la Ciudad y alrededores mostró, una vez más, las falencias de drenaje que tiene el estadio de Boca Juniors y el encuentro entre el Xeneize y Newell’s debió ser suspendido.

Ya horas antes del partido se habían visto imágenes de anegamiento en distintos puntos de la Ciudad y cuando Patricio Loustau salió por segunda vez a ver el estado del campo de juego resolvió que no era posible disputar el encuentro. Desde la dirigencia de Boca aprovecharon para tirarle un palito a la gestión anterior, que en 2014 realizó un trabajo especial en el pasto de la Bombonera pero no pudieron solucionar los problemas que tiene el terreno cuando las lluvias son tan fuertes como las de este domingo. En declaraciones a ESPN, Bermúdez señaló que una vez que concluya el torneo local, se harán las obras necesarias para que esta situación no se repita.

Compartir esta nota en