Opinarg

Se promulgó la Ley de Alquileres


30 de junio de 2020

Había sido aprobada en el Congreso el 11 de junio. Nuevas disposiciones sobre la duración de los contratos, garantías, precios y expensas.

El Gobierno promulgó la Ley de Alquileres mediante el Decreto 580/2020 publicado hoy en el Boletín Oficial bajo la firma del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y las ministras de Justicia, Marcela Losardo; y de Desarrollo Territorial, María Eugenia Bielsa. A través de la Ley 27.551 se modifica el Código Civil y Comercial de la Nación y se establecen las nuevas reglas para los contratos de locación.

Entre los nuevos beneficios para los inquilinos se dispone el aumento de 2 a 3 años de duración de los contratos y la obligación de proponer dos garantías a elegir por el propietario. Además las garantías no pueden superar el valor de cinco meses de alquiler, a excepción de las garantías de ingresos, las cuales pueden llegar al equivalente a diez meses.

El anticipo no puede ser mayor a un mes de alquiler. Tampoco puede serlo el depósito de garantía el cual debe ser devuelto en efectivo y al valor del último mes de alquiler al momento de la restitución del inmueble.

Las expensas extraordinarias y los impuestos sobre la propiedad (como el ABL) correrán por parte del propietario. Mientras que las expensas ordinarias estarán a cargo del inquilino.

La actualización de los valores del alquiler surgirá de un valor conformado por el Índice de Precios del Consumidor (IPC) y el índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), es decir un promedio entre inflación y salarios.

Además se crea el Programa Nacional de Alquiler Social para la adopción de medidas que faciliten el acceso a la vivienda digna en alquiler mediante contratación formal; entre ellas: la especial consideración de las personas en situación de violencia de género, la regulación de la actividad de las entidades que otorgan garantías de fianza o seguros de caución, la promoción de un seguro obligatorio para cubrir las faltas de pago de alquileres y las indemnizaciones por daños y ocupación indebida de inmuebles.

Compartir esta nota en