Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

Sin Maradona, la pelota rodó igual


26 de noviembre de 2020

Compartir esta nota en

Por Copa Sudamericana, Independiente goleó en Uruguay y Lanús cayó en Bolivia. Sólo fue postergado el encuentro de Boca por Libertadores.

En el día más triste de la historia del fútbol mundial, “el show debe continuar”. Conmebol dispuso sólo la postergación del encuentro de Boca ante Inter por Copa Libertadores por la muerte de Maradona y “su estrecho vínculo con el club argentino”. Es por eso que por los octavos de final de Copa Sudamericana, Independiente goleó 4 a 1 a Fenix en Uruguay y prácticamente cerró su pase a cuartos y Lanús cayó por 2 a 1 ante Bolivar en La Paz, que no es un mal resultado para definir en La Fortaleza la semana próxima.

Independiente mostró su mejor versión ante Fénix y desde el arranque fue amplio dominador del partido. A los 3’ ya estaba en ventaja con un buen zurdazo de Lucas González y parecía que sería sencillo cuando a los 24’ Roberto Fernández fue expulsado en el local, pero el empare de penal de Bryan Olivera generó incertidumbre. Sin embargo, los de Pusineri no se desesperaron y mantuvieron el buen rendimiento que dio sus frutos a partir de la buena actuación de Alan Velasco. El delantero convirtió a los 38’ y asistió a Silvio Romero a los 44’ para empezar a definir el partido y la serie.

Rápido en el complemento, a los 6 minutos, Silvio Romero con Federico Martínez para que marque el cuarto y deje sin chances a un equipo uruguayo que tiene una propuesta interesante, pero que con 10 y poca jerarquía no pudo hacerse fuerte en su casa. La semana próxima será la revancha en Avellaneda, donde el Rojo tendrá una cómoda ventaja para pensar en la definición del grupo en la Copa de la Liga Profesional.

En la altura de La Paz, Lanús resistió bien el primer tiempo ante Bolivar y aprovechó la pelota parada para ponerse en ventaja a través de una linda palomita de Belmonte a los 32 minutos, pero pagó caro las desatenciones en defensa cuando era el local el que atacaba por esa vía. Los goles de Bolivar llegaron cerca del final de ambos tiempos: a los 45’ un frentazo del argentino Marcos Riquelme puso el empate y a falta de tres minutos para el final del partido Luis Haquín le dio la ventaja a los bolivianos, también luego de un córner bien ejecutado. 

La diferencia pudo ser mayor, pero cuando parecía que Bolivar marcaba el tercero el VAR vio que hubo un rebota en el brazo de un jugador boliviano y anuló el tanto que podría haber sido clave pensando en la revancha. La próxima semana, el Granate podrá definir de local y buscar el triunfo que lo clasifique a cuartos de final.

Compartir esta nota en