Opinarg

El tiempo - Tutiempo.net

“No tengo más nada para dar", la despedida de Tévez de Boca


05 de junio de 2021

Compartir esta nota en

El ídolo xeneize anunció que dejará el club para pasar tiempo con su familia tras la muerte de su padre. No se descarta que vuelva a la actividad más adelante pero no será en el fútbol argentino.

Era una despedida previsible por muchos motivos. Desde el cambio de dirigencia, la relación e Carlos Tévez con el Consejo de Fútbol de Boca Juniors no fue la ideal. Críticas, declaraciones cruzadas y hasta un supuesto planteo de todo el plantel contra quienes manejan el fútbol por las situaciones de jugadores como Pol Fernández, Bufarini, Más o Ábila, que fueron apartados tras no llegar a un acuerdo por la renovación de sus contratos. Sin embargo, tanto el jugador como el vicepresidente, Juan Román Riquelme, supieron sortear esos obstáculos y lograron mantener una relativa armonía lo que les permitió conseguir la Copa Diego Maradona en la reanudación del fútbol local.

Pero la situación personal del Apache superó todo. La muerte de su padre, luego de pelear varios meses contra el coronavirus, dejó al jugador golpeado y sin fuerzas para dedicarse al club, con todo lo que implica forzar esa buena relación con el Consejo. “Doy un paso al costado para estar con mi familia. La decisión es mía, para estar con mi mujer, mis hijos y disfrutar de la vida”, explicó Carlitos y agregó que "necesito estar con mi mamá, necesito ser hijo. Hace tres meses se fue mi viejo. Quiero ser padre, hijo y hermano. Es lo único que tengo en mi cabeza".

En una conferencia de prensa en el club, acompañado por el presidente Ameal, Tevez afirmó que "no es una despedida con esta camiseta, sino un hasta pronto. Siempre voy a estar para el hincha. Ya no como jugador, pero sí como el Carlitos de la gente. Estoy lleno, pleno con esta decisión. No tengo más nada para dar", explicó el jugador a quien se lo vio claramente dolido durante la conferencia y que ya en los partidos de esta última Copa de la Liga Profesional estaba cansado más desde lo emocional que desde lo físico. "¿Con cuánto querés que siga jugando, con 42? Físicamente estoy para seguir, pero mentalmente no. Es lo que nos pasa a todo el mundo".

“Me costaba muchísimo ir a entrenar, enfocarme. Eso, si no estás bien en lo mental, en lo físico se te hace muy difícil”, explicó en otro tramo de la conferencia Tévez y descartó un retorno al club como jugador: "Sé que en Boca, no voy a volver a jugar. No voy a estar al 120%". Sin embargo, las chances que de volver en otro rol sí están latentes: "Todo es posible. Hoy es un día muy triste para mí. Como jugador, no voy a poder ponerme más la camiseta de Boca. Voy a estar para el hincha, para el pueblo boquense. Siempre voy a estar para hacer lo mejor para el club".

Carlitos se quiere despedir de la gente en la Bombonera, pero sabe que para eso deberá esperar un tiempo: "El presidente me dio la cancha. Cuando pase la pandemia, después se verá".

El último ídolo de Boca deja el club entre el dolor familiar y las diferencias políticas pero con la certeza que en el corto plazo estará otra vez en Casa Amarilla.

Compartir esta nota en