Opinarg

Ya estamos listos para el teletrabajo


27 de julio de 2020

Compartir esta nota en

Victoria Roldán Mendez

Politóloga, diputada y presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cómo era tu rutina antes de la pandemia? ¿Qué idea tenías del teletrabajo? Creo que estas preguntas nos conducen a desmitificar el rechazo que teníamos como sociedad al mayor uso de la tecnología en el ámbito laboral. Cambiaron nuestras rutinas, tendremos que generar nuevas.

El debate del teletrabajo se está llevando adelante en los parlamentos de todo el mundo, no solo en la Argentina.  En la región latinoamericana, Brasil fue pionero en utilizar esta modalidad y para 2018 ya contaba con 12 millones de empleados trabajando de forma remota.

¿Por qué es necesario avanzar en ello? Porque es una modalidad que se instaló en la sociedad y busca establecer parámetros, condiciones laborales y derechos igualitarios entre  trabajadoras/es presenciales y teletrabajadoras/es.

A la luz de la experiencia podemos afirmar que muchas personas temían las dificultades que podían a llegar encontrar si trabajaban de manera remota, pero las medidas de aislamiento demostraron sus bondades. Una encuesta de opinión de Isonomía Consultores arrojó que el 83% de los empleados de Pymes aceptaría mantener el teletrabajo o combinar con el modelo presencial después de la pandemia. Sin dudas, el mercado laboral está cambiando y con ello nosotros.

Es por eso que presenté un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para modificar la Ley 471 de empleo público porteño que será una de las respuestas a los desafíos que tendremos en el corto y largo plazo en las ciudades.

En el Congreso Nacional, el tratamiento de los proyectos sobre la temática se encuentra avanzado y con vistas de sancionarse próximamente. Cabe aclarar que la modificación de la Ley de Contrato de Trabajo – que incluye al ámbito privado – corresponde a ese cuerpo legislativo porque se trata de una ley nacional, mientras que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires tiene competencia para regular la norma que rige al empleo público porteño.

Estoy convencida de que el teletrabajo es un asunto urbanístico, además de laboral.

En un mundo cada vez más interconectado y globalizado las ciudades deben ser planificadas en función de su entorno y su contexto, a nivel macro, así como también contemplando la movilidad de las personas que la habitan; sus características; modos de vivir; y la antropología urbana, a nivel micro.

“La Ciudad de los 15 minutos” cobró relevancia. Se trata del modelo propuesto por el urbanista colombiano Carlos Moreno que promueve las multicentralidades, la mixtura de usos, la ciudad a escala humana y la posibilidad de contar con todos los servicios a 15 minutos de distancia en bicicleta o caminando cooperando en la reducción de huella de carbono y mejorando la calidad del aire. Es decir, el teletrabajo y este nuevo paradigma traerán grandes beneficios ambientales y en la vida de cada vecino.

Los Códigos Urbanístico y de Edificación de la Ciudad sancionados en 2018 fueron elaborados a partir de este concepto que ya comienza a ver sus frutos en varias ciudades del mundo, como París. En este sentido, los códigos fueron pensados primando la idea de una ciudad policéntrica, integrada, diversa, plural y con perspectiva de género.

Debemos abrazar al cambio, los esquemas tradicionales están perdiendo lugar frente a un contexto de transformaciones constantes y que llegan con mayor velocidad para recordarnos que nosotros mismos debemos ser resilientes.  

Compartir esta nota en